El pasado 26 de Septiembre llevamos a cabo una experiencia propia de Asturica Vita y de esta época en nuestros montes y bosques de Asturias: Atender la llamada de La Berrea de los venados. Éste es, sin duda, uno de los eventos más importantes en la naturaleza española y, en Asturica Vita, nos encanta disfrutarlo y compartirlo con nuestros visitantes. El lugar, como no podía ser de otra manera, el Parque Natural de Redes.

Reconocimiento previo del terreno: El días antes de dar comienzo la Experiencia, realizamos una primera  incursión para valorar las condiciones del terreno, ya que había estado lloviendo los días previos y podría dificultar la acampada en el lugar previsto. Tras una serie de desafortunados imprevistos (avería en el coche todoterreno, terreno embarrado y lluvia incesante) y tras valorar las diferentes alternativas que teníamos, decidimos, finalmente, cambiar el emplazamiento en el que tendría lugar la acampada.

Preparación y montaje del camping: Una vez que conseguimos dar con el lugar idóneo para montar el campamento (un pequeño claro que se dejaba ver entre un frondoso bosque situado en el corazón de El Parque Natural de Redes), nos pusimos en ruta a las 09:00 horas del sábado 26 de Septiembre, cargados con todo lo necesario para organizar la acampada:

  • 5 tiendas de campaña con capacidad para 2 personas
  • 5 garrafas de agua con capacidad para 5 Litros
  • Equipo de iluminación: 5 linternas fijas (se cuelgan en la tienda de campaña) y 2 móviles. 
  • Sacos de dormir y esterillas. 1 unidad de cada una por persona.

El mejor momento fue, sin duda, poco antes de llegar a la zona de la acampada, cuando, a unos 40 metros, pudimos avistar un venado seguido de una hembra y una cría, ya cerca de la edad adulta.

Campamento en la espesura del bosque, al abrigo de la lluvia

Una vez finalizada la instalación del campamento, volvimos al pueblo (Orlé, Campo de Caso) a recoger a los protagonistas de esta gran aventura, los aventureros de la Experiencia Berrea 2020.  En esta ocasión, se trataba de dos grupos, uno procedente de Madrid y otro de Asturias, acompañado este último por una preciosa border collie.  Un total de 10 entusiastas de la naturaleza, contando a los 2 guías de Asturica Vita, y un perro.

Indicaciones previas para prevenir contagios por la COVID-19: En Asturica Vita somos plenamente conscientes de la difícil situación sanitaria en la que nos encontramos debido a la COVID-19, por lo que lo primero que hacemos antes de cualquier Experiencia es dar las indicaciones pertinentes relacionadas con las medidas sanitarias y las precauciones que se deben tomar para evitar posibles riesgos.

La lluvia fue nuestra compañera durante toda la tarde y parte de la noche, recordándonos lo dura que puede ser la montaña si no estás cuidadosamente preparado. Desde el interior de la tienda se escuchaban las grandes gotas de agua caer incesantemente sobre nuestras tiendas de campaña, y era prácticamente imposible sentir a los venados (Asturias no sería tan verde sin la lluvia, el orbayu, las nieblas…). A pesar de ello, hubo algunos afortunados que consiguieron escucharlos. De lo que sí pudimos percatarnos fue de la visita de los siempre curiosos jabalíes, quienes estuvieron merodeando los alrededores del campamento durante gran parte de la noche. 

El amanecer del día siguiente, la madrugada del día 27, nos visitó la niebla, que penetra los bosques con sigilo y, cuando te quieres dar cuenta, no eres capaz de ver más allá de 20 metros. Nos pusimos pronto en pie y, alrededor de las 07:00 de la mañana, hicimos una pequeña ruta de montaña, con el fin de localizar a los escurridizos venados. No conseguimos verlos, aunque sí los escuchamos de forma constante. 

Para finalizar la Experiencia, y una vez acabado el descenso de vuelta, desayunamos todos juntos en el Hotel La Carasca, situado en el pueblo de Orlé. Una maravilla para descansar, reponer fuerzas y comentar las vivencias de cada uno de los acampados.

Con el estupendo ánimo de los visitantes (los de dos patas eh?), y la sensación de vivir un poco la naturaleza salvaje que nos ofrece el el Parque Natural de Redes, debemos afirmar que disfrutamos y lo pasamos muy bien (aunque pasados por agua). 

Os dejamos inmortalizados algunos momentos de la experiencia.

Gracias a todos los participantes por su ánimo y compañía y esperemos repetir pronto esta experiencia u otra similar.

elementum ut ut at dapibus libero. id libero dictum mattis risus. tristique
0
Tu carrito